Inauguración del 12o. Seminario de Actualización Fiscal y Legislativa “Not. Miguel Ángel Fernández Alexander” 2019

En el World Trade Center de la ciudad de México y con una asistencia de más de 2,900 participantes, el día 25 de enero del presente, se llevó a cabo la ceremonia de inauguración del 12o. Seminario de Actualización Fiscal y Legislativa, “Not. Miguel Ángel Fernández Alexander”.

Se contó con la distinguida presencia de la Secretaria de Gobernación, Dra. Olga María Del Carmen Sánchez Cordero Dávila; nuestro Presidente Armando Javier Prado Delgado; Dra. Ana Margarita Ríos Farjat, Jefa del Servicio de Administración Tributaria; Dr. Santiago Nieto Castillo, Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público; Not. Nicolás Maluf Maloff, Vicepresidente del Colegio Nacional; Not. Veronica Morales Alfaro, Vicepresidente Oriente del Colegio Nacional; Dr. Raúl Juan Contreras Bustamante, Director de la Facultad de Derecho de la UNAM; Not. Marco Antonio Ruiz Aguirre, Presidente del Colegio de Notarios de la Ciudad de México; Not. Guadalupe Díaz Carranza, Vicepresidente Sur del Colegio Nacional; Not. Guillermo Escamilla Narváez, Secretario del Consejo del Colegio Nacional; Not. Gerardo Aparicio Razo, Secretario Académico del Colegio Nacional.

También estuvieron presentes la esposa del Presidente Nacional, Sra. Olivia Flores de Prado, la viuda del Not. Miguel Ángel Fernández Alexander Sra. Luz María Ortiz Pérez y sus hijos Luz María y Miguel Ángel Fernández.

 

 

Durante la ceremonia, se realizó un homenaje al Notario Miguel Ángel Fernández Alexander, por el colega y Decano Heriberto Castillo Villanueva y su hija Luz María Fernández Ortiz, quienes mencionaron lo siguiente: Nació el 11 de diciembre del año de 1951; estudió en la Facultad de Derecho de la UNAM; trabajó 11 años en la Notaria del Licenciado Fausto Rico Álvarez del año de 1970 a 1981; obtuvo la patente de Notario número 163 de la Ciudad de México por examen de oposición el día 9 de noviembre de 1981, con una de las calificaciones más altas que se hayan dado en un examen de oposición en la Ciudad de México; falleció el 22 de septiembre del año 2007, a la edad de 55 años; fue Consejero del Colegio de Notarios de la Ciudad de México; fue Secretario Académico de nuestro Colegio Nacional del Notariado Mexicano en 2 periodos, en el bienio 1993-1994 con el Presidente Francisco Xavier Arredondo Galván y en el bienio 2003-2004 con el Presidente Adrián Iturbide Galindo y fue un incansable promotor de las actividades académicas del Colegio Nacional del Notariado Mexicano y sobre todo de este Seminario de Actualización. Luz María Fernández Ortiz destacó que una de las principales virtudes de su papá era la generosidad. “Siempre tenía tiempo y paciencia para atender a todo aquel que lo buscará pidiendo un consejo, una explicación o una asesoría.”

 

Asimismo, en el marco del evento, se firmó un Convenio de Colaboración entre la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México, representada por su Director Dr. Raúl Juan Contreras Bustamante y el Colegio Nacional del Notariado Mexicano, representado por nuestro Presidente, Lic. Armando Javier Prado Delgado, el cual tiene como objetivo que los notarios y abogados de notarías puedan aspirar a llevar cursos de posgrado y maestría en la Facultad de Derecho de dicha Institución. Como testigos de honor tuvieron a la Secretaria de Gobernación, Dra. Olga Sánchez Cordero y al Director de la Unidad de Inteligencia Financiera, Dr. Santiago Nieto Castillo.

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero dijo sentirse honrada por acudir a tan importante evento en representación del Presidente de la República y reiteró sentirse en casa con “esta gran familia notarial”. Celebró que el gremio notarial se mantenga actualizado y al tanto de todas las reformas legales que inciden en su quehacer notarial y destacó que todos los ahí reunidos, están interesados en la “restauración” del estado de derecho del país.

La ex ministra expresó que es de máximo interés para la nueva administración que el notariado mexicano se consolide como una institución propia “de nuestra historia y de nuestra tradición jurídico romana y se aleje de las amenazas de la implantación de sistemas jurídicos ajenos a nuestra mencionada tradición”.

Además, agregó que para el Gobierno Federal el notariado nacional es un pilar fundamental en el sostenimiento del estado de derecho, “porque son ustedes”, dijo, “incluyéndome, somos nosotros los garantes, los encargados y los custodios de la aplicación de la Ley en los diversos actos de su autoría”.

Asimismo, exhortó a reconstruir juntos un autentico estado de derecho en donde todos los que tengan una función pública actúen con apego a la ley y servir a la ciudadanía, en el caso del  notariado, otorgando la seguridad jurídica necesaria para todos.

Subrayó Sánchez Cordero que es muy importante que los notarios colaboren hombro con hombro con la autoridad en la concepción de ejecución de los procesos jurídicos que la sociedad requiera para el logro de sus fines.

 

 

Por su parte, el Presidente Nacional del Colegio de Notarios, Lic. Armando Javier Prado Delgado, dirigió el siguiente mensaje a los asistentes:
“Este año se conmemoran los 500 años del primer acto notarial en territorio nacional, cuando el Escribano del Rey Diego de Godoy, quien acompañaba al Conquistador Hernán Cortés, dio fe del acta con la que se constituyó la Villa Rica de Veracruz.

Nuestra función, nace de la entraña misma del pueblo. Nace, del sentido de justicia y como una exigencia de la comunidad, razón por la cual, hoy debemos reiterar el pleno y absoluto compromiso que tenemos con nuestra sociedad, y sobre todo, con nuestro país.
El notariado mexicano, no puede darse el lujo de ser Notario de medio tiempo, dada la complejidad de nuestra función.
Hoy, más que nunca, debemos capacitarnos constante y permanentemente. El sistema notarial no está sujeto a la aplicación de normas superficiales, pasajeras o caprichosas. Nuestro quehacer, tiene su origen en principios éticos que lo fortalecen y dan credibilidad, ya que el Notario, es el depositario de la confianza del Estado y de la fe pública de nuestra sociedad.

Señora Secretaria: sea usted portadora de un afectuoso saludo del notariado nacional al Titular del Ejecutivo Federal. Así mismo, hágale saber que le reconocemos y agradecemos las iniciativas de reformas que dan sentido jurídico al estado de derecho que requiere nuestro país.

La participación ciudadana, dentro de la visión gubernamental, es fundamental. Ahora bien: nos toca a la ciudadanía, participar e involucrarnos en la vida pública con vocación, a fin de contar con instrumentos e instituciones congruentes con la realidad y validados por toda nuestra sociedad.

Los notarios sabedores de que la necesidad no tiene partido político, y de que la seguridad jurídica es propia de la naturaleza de todo acto de gobierno, trabajaremos continua e infatigablemente con ustedes.

Cuentan con un notariado comprometido, un notariado respetuoso de sus leyes y de sus tradiciones, pero sobre todo, cuentan con un notariado que ama a su país.

Dicho lo anterior, es imperativo valorar, respaldar y responder con actitudes firmes a la convocatoria de nuestros gobernantes, razón por la cual el Colegio Nacional del Notariado Mexicano, por mi conducto, ratifica su compromiso para trabajar con el Gobierno Federal en todos los problemas sociales encaminados a satisfacer las necesidades de los que menos tienen.

Compañeros Notarios: Hoy en día, el notariado mexicano enfrenta la problemática cambiante del mundo actual; la creación y modificación constante de leyes y reglamentos, así como los nuevos esquemas contractuales, hacen que la participación en nuestros Seminarios, Cursos de actualización y jornadas notariales, sean el único camino para mantenernos a la vanguardia y así poder otorgar la seguridad jurídica que se requiere en el ejercicio de nuestra función.

Es un hecho, que, si en toda profesión o en todo cargo público, resulta obligada una ética irreprochable, para la actividad notarial, la integridad moral es la esencia misma de nuestro trabajo.

El honor del notario es su divisa, ya que en esta virtud, es donde funda su facultad de dar fe. La probidad no admite grado, y en la medida que nosotros cumplamos con nuestros principios rectores, seguiremos gozando de la confianza de nuestro gobierno y de nuestra sociedad.

Notarios de talla y estirpe es lo que necesita el mundo.

Los reclama México.

Los exige Dios.”